Dieta de Mac Donald’s

Tengo un Mac Donald’s en la mano y una pared blanca me mira comer; pienso en ti, recorro tu sonrisa, mis ojos de mosca se mueven impacientes tratando de enfocar tu perfil en mi frente.

Esta mañana ha tenido lugar una explosión a la altura de mis sienes, un grupo liberado de terroristas llegó a esta ciudad con sus bombas para hacerlas estallar entre mis ojos. Momentos antes de la explosión mi último deseo fue decir tu nombre en la caja de mi boca, como masticándolo.

Te escribo desde el paraíso. El Mac Donald’s esta mejor aquí, la virgen María tiene una tienda de ropa y Pedro una ferretería, el único problema es que sigues sin dar signos de vida, pero yo no pierdo la esperanza.

Anuncios

Acerca de Javier Revolo

Javier Revolo escribe "Relatos Tóxicos" https://javierrevolo.wordpress.com/ y en la Revista mensual “Hontanar Digital” http://www.cervantespublishing.com/hontanar.html de la que es sub director. Vive en Sídney, Australia, y es abogado.
Esta entrada fue publicada en Narrativa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s