El sueño de un aedo ciego

Para
ser el sueño de
un aedo ciego

Necesito
tejer días

y
noches de calma

Sobre
una almohada

Que
tus ojos no verán.

Y
es mi mano firme

La
que prosa estos versos,

Mi
respiración tranquila

Mi
mirada que se aleja

De
un espejo

que
está en todas partes.

Ese
sueño viejo

Necesita
ser soñado

Para
que mis latidos

Entren
en el pecho
que
alberga

El
corazón rojo de un aedo ciego

que
Camina
su sendero
de
sangre

hasta
que encuentra

el
reposo

y
todo se convierte en sueño,

incluso
este momento

que
proso estos versos

y
que tú los lees.


Anuncios

Acerca de Javier Revolo

Javier Revolo escribe "Relatos Tóxicos" https://javierrevolo.wordpress.com/ y en la Revista mensual “Hontanar Digital” http://www.cervantespublishing.com/hontanar.html de la que es sub director. Vive en Sídney, Australia, y es abogado.
Esta entrada fue publicada en Poesia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El sueño de un aedo ciego

  1. Tu y tus letras han sido un bonito descubrimiento en general, sobretodo en este sitio en el que apenas estoy comenzando. Muchas gracias por ser de mis primeros visitantes y dejar una huella (una tinta, un tecleo) y al mismo tiempo te agradezco por compartir tus versos.

    Me gusta

    • Hola Daniela: he pasado por tu casa virtual y me he entretenido dando vueltas por los distintos lugares que has abierto -aquellos donde nos dejas mirar a los curiosos-, me gusta lo que he podido ver y sentir, tienes arte y una sensibilidad muy rica. Gracias por tus comentarios, espero leer mas cosas tuyas.

      Me gusta

  2. sibisse dijo:

    Parece una mezcla entre tranquilida y desasosiego, querer contar y que llegué a la persona indicada.
    Bss

    Me gusta

    • Hola Sibisse:
      Se trata de una forma de comunión a través de los versos, entrar en otro a través de la palabra. Dicho de otro modo, la teoría clásica de la ficción: las palabras serán vehículos que nos permitirán entrar en otros mundos.
      Un beso

      Me gusta

  3. ¡Qué bello espacio para encontrarse en medio de estos versos soñados! ¡Gracias por crearlo! aunque…¡cuidado primo, acaso no comas en sueños los lotos y olvides el camino de vuelta a casa!
    Un abrazo.

    Me gusta

  4. Hola primo! Pues, mira, si de eso se trata me voy a dar un atracón de lotos para instalarme en los suenyos!
    Un abrazo Miguel!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s