Objetos

Hay objetos que están vivos
como las uñas de los muertos

Resisten los embates del
tiempo y las palabras.

Hay objetos espurios,
Hijos repartidos de mi propia mirada.

En una cámara velan mi antigua vida,
tenaces, ciertos objetos, hunden
sus esquinas en el mundo.

Anuncios

Acerca de Javier Revolo

Javier Revolo escribe "Relatos Tóxicos" https://javierrevolo.wordpress.com/ y en la Revista mensual “Hontanar Digital” http://www.cervantespublishing.com/hontanar.html de la que es sub director. Vive en Sídney, Australia, y es abogado.
Esta entrada fue publicada en Narrativa. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Objetos

  1. sibisse dijo:

    Hola Javier!
    Parece que hablas de recuerdos ocultos en objetos, Que se guardan lejos de nuestra vista, pero que sabemos que están ahí, que siguen ahí. También se percibe cierta melancolía, pero no como algo malo. Si no como nostalgia que revivie de vez en cuando. Bss

    Me gusta

  2. Con los objetos nos pasa que, a veces, nos devuelven una parte de nosotros, no es que se la llevasen ellos, solo que cierta presencia reanima un rincón que había quedado oculto dentro de nosotros. No hay nostalgia tanto como un reconocimiento de que tenemos una deuda pequeña con las cosas, en particular con aquellas que nos ensenan como fuimos -o somos-.
    Que tengas un excelente principio de 2012 Sibisse!

    Me gusta

  3. Holaaa, Javieeeer!!!! 🙂
    Uf! Qué alegría volver por aquí…
    Pero…, a ver, no confundas. Es cierto que estoy supercontenta de volver… Pero quiero dejar claro que no se ha contagiado mi lectura de esa alegría. Es verdad que yo soy una de esas personas que va contaminándolo todo de su propio ánimo… No lo hago adrede. No lo puedo evitar.
    Pero quiero creer que mi criterio (sobre todo el literario) es autónomo. Si no me hubiera gustado (tanto), no podría decirte lo contrario por muy contenta que esté, pero…
    Javier!!!!!!!!!! Es un diez sobre diez este poema! En serio!
    Para mi gusto, tiene ese recuento de letras perfecto! No le sobra ni falta ninguna palabra! Y todas están en su sitio preciso… Es como si conforme iban acudiendo a tu mente, -a tus dedos- las hubieras ido acomodando en su butaca reservada… “Usted por aquí…, sí, ahí. Y usted señorita “Uñas” aquí, sí, entre “las” y “de”… Muy bien. Queda perfecta. Sonría, por favor…” 🙂
    El principio es brutal: Objetos vivos ¡¡¡como las uñas de los muertos!!! BRILLANTE! A uno, ese comienzo ya le sacude, ya le hace pensar. Ya has enganchado al lector. Quiero más.
    Y sigue… 🙂 “Resistir.” “Embates.” Palabras de lucha. De Vida. Y lo que resisten…, ni más ni menos, ¡¡¡es al tiempo y a las palabras!!! Creo que no podías haber elegido acometidas más potentes. Tiempo. Y Palabras. Uno ya admira a esos objetos que desconoce por su valor y su obstinada resistencia.
    Luego los dotas de vida e historia. Los adjetivizas y los bautizas. Hijos de tu mirada. Nacidos pues, sólo para tus ojos. Objetos espurios. Bastardos hoy de un origen que dejaron atrás, y que sin embargo, se explican -al menos tú puedes hacerlo- fuera de su contexto primigenio, porque son parte de ti. De lo que fuiste. De lo que sigues siendo.
    Y para acabar… A pesar de estar confinados en una “cámara”, retirados a un ladito de tu hoy, pertinaces -como ya los había adivinado- siguen velando por ti. Acompañándote de alguna forma, e hincádole los dedos -como garras ausentes- a tu yo presente. Probablemente para que no olvides quien fuiste. Quien eres.
    Precioso. En serio. Un 11. Me sabe un poco a Benedetti… No sé por qué. Pero es genial.
    Ya sabes, yo no sé mucho de poesía. Sólo de lo que me gusta. Y ésta, la compro a manos ciegas.
    Enhorabuena.
    Por cierto. Yo también soy fan de esos “Objetos”. Sólo que yo les llamo “Pequeñas Cosas”. Pero creo que Te He Entendido… 🙂
    Beso, Javier.

    Me gusta

  4. Pingback: Un poema de Javier Revolo « Más palabras para olvidar

  5. felipejpg dijo:

    Conciso, limpio, concluyente, palabras armadas para el entendimiento, un placer de escrito.
    Un abrazo

    Me gusta

  6. Hola Felipe:
    Veo que te gusta este poema, a mi también, jajaja, es que para gustos…
    Las palabras y las imágenes, esa contradicción aparente en la vida de las unyas muertas… tiene algo, verdad?
    En fin, me alegra que te guste.
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s