12 respuestas a Las decisiones en el amor

  1. Manuel Siles dijo:

    Muy bueno Javier. Aunque con un tono narrativo muy diferente, creo que esta a la altura de “El Espejo” y “El Numero Nueve” en cuanto a su ejecucion (para mi, modestamente, tus mejores relatos de los que yo he leido). Bacan porque significa que amplias tu registro mas alla del relato fantastico. No era facil, podias haber resbalado por el tonito meloso y facilongo de lo cursi y, al contrario, se mantiene con aplomo la sobriedad. Un abrazo.

    Me gusta

    • Manueliada! Fecundo en ardides!
      Primero lo primero: te recibo con un amplio abrazo, de esos que se estrechan a los marineros perdidos cuando regresan su perfil a casa.
      Gracias por tus siempre amables palabras, sabes que este ‘mestiere”, como dicen los italianos, requiere una dosis de animo que proviene de alguna mirada benevolente, como la tuya.
      Este relato participa de algo mas, como tu sabes, Anibal desperdicio, tal vez, la oportunidad mas grande de la historia -cuyas razones siguen siendo un misterio- al no entrar en una ya totalmente vencida Roma, hecho que hubiera cambiado el curso de nuestra vida como civilización.
      Aquí jugué un poco con la palabra de la ciudad: Roma/Amor en una historia que se termina por “dar vuelta”.
      He leído tu articulo en “La cinefilia no es patriota” pero eran las tres de la madrugada y no escribí el comentario, espero hacerlo mas tarde. Que sepas que me gusto mucho, como siempre, la película “Avatar” y nuestra idea de “vivir de acuerdo a la naturaleza” están muy bien entrelazadas, la idea se entiende con claridad y el texto es entretenido.
      Hablamos luego.
      Un abrazo maese de Calatrava

      Me gusta

  2. Concha Huerta dijo:

    Me gusto esta recreación de aquella duda que cambio la historia de occidente. la duda de Anibal frente a Roma, y tu juego de palabras Roma Amor. Muy original. Un saludo

    Me gusta

  3. Una duda que permanece siendo un misterio pues como estratega Anibal había demostrado sus enormes capacidades y sabia que Roma ya no le ofrecía ninguna resistencia, sin embargo, se quedó acampado fuera por tanto tiempo, sin decidirse a tomarla, que propició su reorganización y el contra ataque que no solo fue su derrota sino el reforzamiento y dominio total de Roma en el Mediterráneo. Solo Anibal sabe que fue lo que pasó por su mente. A nosotros nos queda la historia y recrearla, casi siempre de acuerdo a nuestra imaginación.
    Saludos Concha

    Me gusta

  4. Manuel Siles dijo:

    Hay una atmósfera bacán con respecto a la espera del narrador y a la seguridad sobre su destino, que dota de una fuerte tensión dramática al relato. Las referencias a su padre y hermano y la mención del suicidio como una sugerenca velada, quién sabe, como último recurso para sobrevivir congraciándose con los vencedores, invita a los lectores a continuar el relato en su imaginación. Otro Acierto. Como tú sabes, siempre he sostenido que lo más importante de una obra está en lo que sugiere, en lo que no aparece, en lograr trascender su anécdota. Un abrazo.

    PS: No te recomiendo que escribas un coment en “La Cinefilia…” ya sabes que por allí no son muy amables y lamentaría que alguien te pusiera algo torpe y chuzco. Allí los coments siempre son virulentos.

    Me gusta

  5. sibisse dijo:

    ¿por qué Anibal no destruyó Roma? Tal vez por eso mismo, porque no quería destruírla

    Me gusta mucho la forma de mezclar al personaje, el contexto histórico y la historia en general. Se me ha hecho muy ameno y hasta me he reído, aunque no tiene nada de gracioso. pero la forma en que el narrador lo cuenta si resulta pintoresco.
    Bss

    Me gusta

  6. Me ha gustado mucho el tiempo y el modo en que esta planteado el relato, la elegante prosa y el apasionado personaje de Aníbal que se debate con las dudas que todos los amantes esforzados y sensibles conquistadores, tenemos: si es que no resulta imposible domeñar la belleza sin destruirla y si no se malogra la ilusión y el deseo al alcanzarlos,

    Por otro lado, si quieres mi modesta (y confío en que, por el cariño y admiración que sabes que te tengo, no molesta ) opinión, la historia tiene la fuerza suficiente como para poder plantearse el escribirla en un plano más real sin la trasposición mujer-ciudad. Pero, claro, sería otra cosa.

    Bueno, primo, es un lujo leerte. Hasta pronto y un fuerte abrazo.

    Me gusta

  7. Hola otra vez Manuel:
    Me parece que es como tu dices, un relato (un poema, una película, etc) que continua en la cabeza de aquel que la experimentó, ha conseguido trasmitir, ponerse en una relación privilegiada con el destinatario, ha logrado generar algo. Y eso es, tal vez, lo mejor que le pueda pasar a un texto u obra.
    Gracias Manuel!

    Me gusta

  8. Sibisse:
    Es casi lo mejor que he oído sobre este relato: que te hizo reír. Es que el tono del narrador tiene una cierta amargura mezclada con un poco de ironía. Me encanta saber que has podido percibir eso, era algo ciertamente difícil. Gracias.
    Un beso Sibisse, espero leerte muy pronto

    Me gusta

  9. Mi querido primo Bueno, Miguel!! El hombre de las mil Guineas!
    Hombre, pues te agradezco la opinión, sabes que siempre escucho lo que me dices. En este caso no creo que hubiera necesitado escribir este relato sin el juego que me propuse desde antes de escribirlo: Las vueltas que da la vida, aquello que era bueno se torna malo, la atracción en huida, etc. Todo ello desde esa simple ‘ecuación” de una palabra que son dos: Amor/Roma
    Es cierto, nos casamos y algunos terminan odiando secretamente a sus maridos/mujeres -o no tan secretamente-, personas a las que admiramos acaban por parecernos desagradables, deseamos un ascenso en el trabajo y luego anyoramos el puesto anterior, en fin. La vida, muchas veces, se da vuelta. Como se da vuelta un guante, una camiseta. Sin ese detalle del nombre no se como podria haber escrito este relato, es la parte esctructural del mismo, la idea desde donde nace. Claro, no siempre tiene que saberse o notarse, me conformo con que se presienta. Por otra parte, la historia de Anibal es genial. un hombre que no tiene que hacer ya nada, solo dar el puntillazo, para culminar su larga conquista, decide, misteriosamente, no dar ese paso… con las consecuencias que luego eso le trajo, y no solo a el, sino a todo su pueblo.
    Recibe un fuerte abrazo Miguel, nos leemos pronto

    Me gusta

  10. Uuuaauuuhhh!!!
    Me fascina, Javier, cómo conviertes la historia, en este caso el retazo que por derecho propio pertenece a Aníbal, -tan sabido ya, por otra parte- en un relato breve lleno de sorpresas que no tendrían por qué sorprendernos.
    Ya sabes, la capacidad de sorprender es un bien más que preciado en este arte, tan explotado, como es la literatura. Sorprender.
    Y una vez más, me has sorprendido.
    Y estoy, -además- completamente de acuerdo con el comentario de Sibisse… No sólo en cuanto a alguna sonrisa que me ha provocado el tono condescendientemente admonitorio que utiliza el narrador, que por tan severo e indulgente a un tiempo -para tan magno descalabro- resulta a veces desconcertante e irrisorio; y lo que resulta de comparar conquistar a una mujer con someter a una civilización -que tiene lo suyo, y me encanta cómo lo has desarrollado-, sino por lo primero que dice…
    Y que seguro no fue…, pero me apasiona la idea, y agradezco a Sibisse que valientemente la plasmara… Que Aníbal no destruyó -conquistó- Roma, ¡¡¡porque no quería hacerlo!!! Qué bonito, Sibisse. Mil gracias por esa ráfaga de aire fresco… Me has alegrado el día con ese pensamiento… 🙂
    Me encanta cómo juegas con las palabras. Y el juego que es todo el relato. Eso sabes hacerlo muy bien. Recuerdo… ¿Cómo se llamaba? ¡Ah! Sí!!! “El arte de no olvidarte”!!! Allí también juegas parecido, y también resultó un precioso relato, al que guardo mucho cariño. Ya te digo que eso se te da muy bien. 😉
    Y el juego amor/roma, me encanta. Ya sabes que para mí escribir es jugar, y me lo paso bomba cuando leo este estilo de relatos…
    La verdad es que creo que cuentos como éste, “relato-histórico”, pertenecen a otra división. 😉
    Enhorabuena, querido Javier.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s