Lo que me pasa por pasarlo bien

Al tipo que escribió el libro “Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus” lo deberían colgar de las pelotas. Menudo cacho de cabrón! Se tiene que haber forrado. Leí una buena parte del tocho ese y me reí que te cagas, no porque fuera gracioso, sino porque se hubiera podido decir casi lo mismo con un libro que se titule “Los hombres son de Chueca y las mujeres de Lavapies”, por poner un ejemplo, y meter ahí una descripción del todo a cien de los “dos sexos”, salpimentada con recetas y ejemplos de ir por casa, todo bien mezcladito con “datos históricos” y opiniones de “psicólogos y científicos” y hala, a vender copias como churros. Ah! qué bien se vive del cuento!!!
Otra cosa -en este caso película- “Brokeback Mountain” (no sé cómo la titularon en España, vivo en Londres hace años) no sé si se acuerdan, la de dos guapos cowboys con pinta de machotes que se pegan la fiestorra allá por donde los pille, voraces, morreándose todo el rato, metiéndose mano entre los pantalones vaqueros, mientras la sociedad de fondo -en forma de esposa y amigos- guarda un silencio escandalizado, creando una atmósfera tensa alrededor de ese apasionado romance entre dos hombres: drama total; pues bien, esa película, si la hacen con una pareja convencional, es decir, el conocido binomio hombre/mujer, solo hubiese sido una aburrida colección de clichés, en mi opinión, claro.
Ahora bien, vale, de acuerdo, se preguntaran a dónde voy con este rollo. Este rollo va de sexo, y lo de arriba son dos ejemplos de hasta qué punto vemos y entendemos lo que ya teníamos en la cabeza, y no necesariamente lo que pasa frente a nosotros.
También porque a mi amigo, el escritor de este blog, el otro día le conté que había pasado unos momentos maravillosos con “mi hombre” (llamo así a mi apasionada polla de plástico) la noche anterior, y me pidió que lo escribiera para ponerlo aquí. Jajaja tal vez esperaba que hiciese un relato de esa noche con datos lúbricos, excitantes, aunque, pensándolo bien, no lo creo, por que de lo que hablamos es de lo que estoy escribiendo, pero en fin, tal vez hubiera sido mejor idea… A cambio me contó que había escrito una historia sobre mí en este blog: “Rolo”. No saben lo que me pude reír cuando la leí! En fin, que me gustó la idea así que dije bueno, acepto, y aquí está.
Los hombres y el consolador (que, por cierto, nombre más horroroso no le podían haber puesto… en todo caso, a mí no me consuela de nada, a mí lo que me hace es que me alegra la parte del día en la que nos encontramos) así se debería llamar este texto: Los hombres y el consolador.
Disculpen, hace rato que la quiero hacer corta, entre otras cosas por que me tengo que ir, pero no hay forma. Me enrollo como las persianas, lo sé. Ya acabo.
Lo primero fue la píldora anticonceptiva que, después de la rueda, es el avance científico que más ha cambiado el mundo (pobres curas, dejaron de quemar a los laicos que investigaban y la clientela se cambió de tienda) La píldora, decía, nos dio un primer empujón a las mujeres. Y ahora este artilugio erótico, el mal llamado consolador, nos viene a dar otro. Empujones dulces, por cierto. Nuestra independencia total de los hombres es inminente. No se rían. Si me dedicase a escribir escribiría un libro sobre los últimos días de los hombres: Entérense, no los vamos a necesitar. Lo siento, tenéis los días contados. Gracias a las pollas de plástico y píldoras anticonceptivas, el decaimiento de la religión y al profuso acceso de la mujer a la cultura, entre muchas otras cosas. Viviremos como las Amazonas, sin tener que soportar esa visión carca y violenta del mundo que nos domina y controla hasta ahora. La visión complicada y coactiva de los hombres, la vida como sufrimiento y toda esa mierda, el contradictorio y pesado cristianismo social, vamos, un desastre. Ah! Y no habrá necesidad de escribir libros como el mencionado, ni ver películas “escandalosas” que no tienen ningún escándalo.
Eugenesia pura. Ir más allá de los padres, la familia, la religión, de la ciencia misma, y crear un ser humano distinto, un cuerpo sin culpa, un sexo sin remordimientos. Crear el sexo que, como la digestión, es uno solo y es al mismo tiempo distinto en cada uno.
Y todo esto por decir que me lo pasé de puta madre con “mi hombre”, un poco de crema y mucho amor. Soy una mujer feliz, lo digo de verdad, con mis lecturas mis amigos -entre los que se cuentan muchos y magníficos hombres- y mi novia. No soy lesbiana -esas son categorías mentales del pasado, ancladas en la religión y una visión antropológica y psicológica atrasadas- soy una mujer que disfruta del sexo, como la mayoría, y no quiero vivir sin él.
Bueno, pues eso, pero antes de irme les dejo un párrafo del pensamiento del gran Richard Rorty, un filosofo que entendió que se puede -se debe- crear un nuevo mundo y que, ademas, ya hay experiencia de ello:
Hace unos doscientos años, comenzó a adueñarse de la imaginación de Europa la idea de que la verdad es algo que se construye en vez de algo que se halla. La Revolución Francesa había mostrado que la totalidad del léxico de las relaciones sociales, y la totalidad del espectro de las instituciones sociales, podían sustituirse casi de la noche a la mañana.
La nueva revolución avanza por varias direcciones, pero creo que llegará el momento en que tomará un solo sentido, se unificará, y nuestra civilización, como las serpientes, se despojará de su piel muerta para brillar en una nueva humanidad. Lamentablemente, esto no lo verán nuestros ojos… o sí?
Adeu

http://internacional.elpais.com/internacional/2012/03/09/actualidad/1331323885_752952.html

Anuncios

Acerca de Javier Revolo

Javier Revolo escribe "Relatos Tóxicos" https://javierrevolo.wordpress.com/ y en la Revista mensual “Hontanar Digital” http://www.cervantespublishing.com/hontanar.html de la que es sub director. Vive en Sídney, Australia, y es abogado.
Esta entrada fue publicada en Narrativa y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Lo que me pasa por pasarlo bien

  1. Querido primo:
    Siempre he pensado que un buen actor es aquel que cuando lo vemos en acción nos cuesta pensar que no es el personaje; que tenemos que hacer un esfuerzo para darnos cuenta de que, en realidad, es alguien encarnando a otra persona. Con este texto he tenido que hacer “plop” al final y despertar de la sugestión que creas para poder darme cuenta de que te estaba leyendo a ti y no a Rolo. ¡Tú si que construyes la verdad! ¡Chapeau! Un fuerte abrazo.

    Miguel

    Me gusta

  2. Construir la verdad es lo que hacemos ambos, querido primo, una verdad nuestra, una realidad traspasada con nuestra forma de mirar las cosas, de sentirlas.
    Gracias por tus palabras, sabes que admiro tus textos: poesía, narrativa y otras composiciones. Así que lo que digas sobre algo escrito por mi siempre sera leído con atención y, de ser posible, llevado al laboratorio…
    Un abrazo Miguel

    Me gusta

  3. sibisse dijo:

    Al principio me escandalizo, lo he leído varias veces, tratando de avanzar sin escandalizarme más aún, hasta que llego al final y veo esa metáfora, sobre la piel de las serpientes y la humanidad. Creo que muy acertada y muy adecuada.
    Bss

    Me gusta

  4. Hola Sibisse!
    Tenemos una visión del mundo que depende de muchos factores, verdad?: educación, familia, sociedad en la que nacemos y crecemos, etc., y otros menos obvios, como aspectos psicológicos, en fin, todo eso produce una visión del mundo. El mundo que esta fuera de nosotros es producto de nuestra forma de mirarlo. Creo que este texto va de eso.
    Los humanos creamos nuestra forma de relacionarnos y continuamos transformándola. Hoy hay relaciones entre personas, como nosotros, que nunca se han visto. Hace anyos esta idea hubiera sido una locura… es un ejemplo de que se cambia constantemente. Tal vez lo que produce escándalo de hoy sea cotidiano manana. Dependerá de lo que consideremos normal.
    Un beso Sibisse y gracias por leer!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s