Ráfagas

 

 

Broten en éste artículo último, con el clamor vidente de todas mis pasiones, mis palabras hechas santas en el martirio de todos mis dolores: microbio enamorado de la gloria, caíste derrotado en el palenque envuelto en el sudario supremo de tu dignidad, ¿recuerdas?… tu vivir fue el combate y, por la persecución tenaz de los amores fatales, tu corazón como una bandera derrotada cayó bajo el puñal homicida de los más criminales adulterios; y, así vencido por la fuerza brutal de un destino contrario, dejaste en el camino de la vida la sangre roja de todas tus heridas y los clamores heroicos de todas tus protestas!…
Peregrino del amor, el mundo sin entrañas te ha vencido y el huracán desesperado de todas tus ideas ha descargado su venganza de hecatombe entre tu pobre cerebro adolorido; y, ¿has muerto acaso? Tal vez, si del montón de tus pasiones exhumadas no surgiera blanca y mansa la paloma de la Redención.
Alma, violenta como sangre vertida en la batalla, tú que en vez de ternuras de paloma acaricias con apóstrofes; tú, que interrogas a Dios cuando los cielos coléricos disparan sobre el mundo amedrentado las blasfemias de sus rayos y el sonoro estampido de sus truenos; tú, mi espíritu fenómeno con soberbias de monarca, surgirás de tu sepulcro momentáneo y en combate reñido con la vida, triunfarás de las maldades del destino.
Después, cuando en gusanos tu carne transformada te diga del final… reirás y, al compás de tus sonoras carcajadas, romperás los silencios de esa “noche” inmutable como la muerte misma.

Rafagas   Rafagas2

Chupa (Puno) 3 de febrero de 1926

ALEJANDRO DE LA TORRE BUENO CORTES.

Anuncios

Acerca de Javier Revolo

Javier Revolo escribe "Relatos Tóxicos" https://javierrevolo.wordpress.com/ y en la Revista mensual “Hontanar Digital” http://www.cervantespublishing.com/hontanar.html de la que es sub director. Vive en Sídney, Australia, y es abogado.
Esta entrada fue publicada en Poesia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ráfagas

  1. Qué bueno, querido don Alejandro…, volver a encontrarse, a través de tiempo y espacio, con sus estimadas letras…
    Ese racimo fértil de palabras escogidas encarecidamente… Una a una entre mil, como el que una noche de verano, a los pies de un sereno lago, recolecta y colecciona -a un tiempo- estrellas de luz y agua…
    Y dejando entrever -en llamas- las alas de Ícaro consumidas en su propia fiebre…, uno termina por descubrir al verdadero hálito que gobierna sus días y enardece sus noches…, ese espíritu aguerrido, valiente y loco del Fénix. Ese Ave Fénix capaz de las más osadas y resueltas hazañas: Vivir. Vivir, sin aliento, sin demora, sin miedo, sin cejar en el intento…, como si la Vida fuera a escapársenos sino la disfrutamos al límite… Intensamente. Al abrigo de sus bondades, al calor de sus derroches. Con bien entendido orgullo. Haciendo de las debilidades un barco de humo que soltar en altamar.
    Me siento terriblemente dichosa de haberme encontrado con vos, de nuevo en vuestras letras y con ellas… Y verlas de vuestro emocionado y fértil puño -y pulso-, en ese papel amarillento, -impasible testigo del paso del tiempo-, es tan hermoso…, que me complace y seduce hasta dejarme arrastrar con vos a otros tiempos… Esos que no han de morir nunca -no aún, al menos-, pues viven en vuestras palabras. Y ahora ya gracias a ellas, también a través de mí…
    Un cálido saludo -por cierto- a su nieto, que tan generoso favor nos hace… A vos. A mí. Al resto del mundo.
    Y a vos, mi querido don Alejandro, mi cariñoso y devoto saludo. Ojalá os alcance allá donde estéis… Donde nunca dejaréis de estar… En el eco imperecedero del fragor de vuestras palabras…
    Con amor…, allende los mares… 🙂

    Me gusta

  2. Hola Javier:
    ¿Recuerdas lo que comentamos sobre la letra? Pues bien, que sepas que me ha impresionado ver el manuscrito después de leer la entrada del blog y, todavía no sé por qué, pero así ha sido, este ha cobrado mucha más fuerza y vida al leerlo de nuevo.

    Peregrinar por el amor es algo doloroso y excelso a la vez. No rendirse. Combatir siempre aunque el mundo se torne hostil.
    Aunque yo más bien tiendo a pensar que, en realidad, somos amor peregrinando por el mundo, lo que vuelve nuestra andadura todavía más compleja (e imposible).

    Un abrazo, primo, que ahora más que nunca quiero serlo, amen de la afinidad que ya tenemos, por suponer algún rastro de Alejandro dentro de mí.

    Me gusta

  3. Querida Bea:
    No sabes lo emocionante que ha sido leer tus letras para Alejandro! creo que, doquiera se encuentre -seguro que algo de el esta en mi y esa cuerda es la que has hecho sonar- se ha deleitado con tus palabras y seguro que algún gesto pausado y amable te habra destinado, con una sonrisa de satisfacción.
    Has hecho de tu respuesta una poesía, una obra lírica y emocionante, te lo agradezco de verdad. Mi tributo a Alejandro, a su corta e intensa vida, a sus poesías, no podría estar mejor coronado que con tus palabras. Palabras que se encuentran con las suyas como en un beso largo, a través del tiempo y del espacio, como bien dices… yo, como muchas otras veces, solo soy un mediador en todo esto, un testigo de privilegio.
    Muchas gracias Bea por tus palabras, me alegra sentirte tan cerca. Nos leemos pronto. Besos

    Me gusta

  4. Mi estimado primo, MGB!
    Las letras que descansan en el papel, que amarillean en su ocaso de ámbar, te llegan de un modo especial porque describen algo que también es tuyo, y eso es lo que impresiona, que alguien pueda tocarnos desde otra época, otro mundo.
    Alejandro no vivió mas de veintiséis anyos, una edad que hoy se considera parte de una larga adolescencia, sin embargo Alejandro antes de morir traería al mundo dos hijas y nos dejaría ese punado de poesías, esa descripción desgarrada de una vida , humana, intensa, llena de contradicciones, devoción, amor y dolor… le dio tiempo para extender la mano hasta llegar a tocarnos.
    Me alegra saber que te sientes primo mio de verdad, aunque solo sea de palabras, lo eres, y por lo tanto heredero de don Alejandro, de sus poesías, sus martirios de carne y fuego…
    Un abrazo Miguel!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s