Poema de la estación

Aunque me lo preguntes
todavía no lo sé
aunque me lo digas
todavía no lo oigo
aunque me mires
todavía no te veo
aunque me ames
todavía no te tengo

Aun así
todavía te espero.

Anuncios

Acerca de Javier Revolo

Javier Revolo escribe "Relatos Tóxicos" https://javierrevolo.wordpress.com/ y en la Revista mensual “Hontanar Digital” http://www.cervantespublishing.com/hontanar.html de la que es sub director. Vive en Sídney, Australia, y es abogado.
Esta entrada fue publicada en Narrativa y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Poema de la estación

  1. Hola Javier:

    ¡Qué bien se está en esta estación, de resonancias nerudianas, rodeado de versos a punto de partir! ¡Trenes de cercanías intuidas y de largos recorridos sonoros! Un abrazo, poeta.

    Miguel.

    Me gusta

  2. Hola Miguel:
    Muchas gracias por tus palabras. Estos versos solo quieren jugar con la materia de dos palabras y ver si, combinándolas con unas pocas mas, pueden decir algo interesante.
    Pero no hay color, esos poemas que tienes leídos en voz alta en tu blog tienen vida. Desde que escuche el primero, me pareció extraordinario. Tienes la voz, la entonación y la emoción perfectas.
    Me gustaría que me permitas leer uno de tus poemas (los míos, la verdad, no tienen la consistencia ni el vuelo que tienen tus poesías). Si aceptas lo leo, lo grabo y te lo paso para que veas que tal suena… que te parece? pero si no tienes ganas de que otra voz lea tu poesía lo entendería, solo tienes que decirlo, como dicen en ingles, no hurt feelings!
    Y, otra vez, gracias! es un halago recibir una felicitación de alguien que uno respeta.
    Un abrazo Miguel.

    Me gusta

    • Un día me pareció entenderte algo así como que eras un poeta que escribía relatos, y no puedo estar más de acuerdo con ello, incluso aunque dijeras otra cosa, primo. El poema tiene bastante más calado del que tu modestia deja ver en esa forma de separar los mundos de cada uno (-aunque tú… -todavía yo no…) como si fueran dos pompas de jabón que un día pueden chocar. Y el situarlo en la estación, un punto de partidas y de llegadas a la vez que totalmente impersonal -un terreno de todos y de nadie- es todo un acierto.
      Bueno a lo que iba: ¿…que te permita, dices? No sabes que honor y que orgullo siento con que quieras llevar a cabo ese experimento. Estaré encantado y si te puedo ayudar, mejor. Sólo una condición: que grabes también otro tuyo.
      Y yo, a ver si un día me pongo a ello y aprendo a recitar y a vocalizar de una vez, que a pesar de tus halagos no soy sordo, jeje. De todas formas, me motivas tanto que he grabado este Tigre mio que ya ha cumplido los cuarenta en un cuadernito y que, por fin, se decide a salir a la calle dando rugidos. Puedes verlo aquí.
      http://miguelguinea.blogspot.com.es/2012/10/el-tigre.html

      Un fuerte abrazo

      Me gusta

      • Querido Miguel:
        Muchas gracias, de verdad, estoy contento de que me permitas leer uno de tus poemas. Sabes que amo las palabras, su sonido, textura y la emoción que pueden contener y como, bien puestas en esos artefactos que son las oraciones, pueden ocasionar impresiones, sensaciones, tan diferentes.

        Tu sabes declamar. No hay mas que oír tu voz y cómo interpretas lo que lees. Como un director de orquesta -no es lo mismo un Karajan que un Abbado o Zubin Mehta- pones los acentos durante la lectura en aquellos momentos que consideras relevantes, importantes o a destacar, te paseas por otros con gracia, en fin, así el poema cobra vida y puede, gracias a esa magia de las palabras, ser una vida distinta a lo que uno lee. Gracias a tu interpretación.

        Por ahora leeré uno tuyo, lo grabo y te lo mando. No he tenido mucho tiempo este par de días pero he estado repasando alguno de tus poemas “a lo moderno” de tu blog (http://miguelguinea.blogspot.com.es/) Pronto me decidiré por alguno y te aviso.
        Tu tigre me ha gustado mucho, eres un genio, jajaja cuando rugido suelto!! como decía antes, un Karajan!!!
        Agradezco otra vez tus palabras sobre este pequeño esfuerzo, es decir, sobre mi “poema de la estación”lo has entendido y sentido a la perfección.
        Un abrazo primo.

        Me gusta

  3. Felicidades, Javier… 🙂
    Me gustan los poemas breves… No tengo nada en contra de los que son más largos…, de hecho los hay espectaculares… Pero tengo predilección por los cortos… Lo mismo es por culpa de Bécquer. Yo fui una becqueriana incendiaria en mi arrebatadora adolescencia… 🙂 Aquellos poemas, “chiquititos” como un guiño o un beso breve.
    Me gusta el juego de palabras entre el “aunque” y el “todavía”. Sabes que mi amor por las palabras hace que me guste experimentar con ellas…, combinarlas, extraerles todo el sentido -e incluso hacer que lo pierdan-, jugar. “Aunque” y “todavía” son dos buenos especímenes de palabras… Una conjunción que nos ayuda a expresar que algo que quizá es difícil que suceda…, puede ocurrir a pesar de todo, y de hecho en tu poema ocurre… Y un adverbio que, pese a su definición real, a mí siempre me ha parecido una palabra con un poder mágico… ¿No te parece? “No he conseguido mis sueños, pero TODAVÍA puede ocurrir…” “Aún no ha llegado mi príncipe azul, pero sigo esperando, TODAVÍA hay tiempo…” “No, no llueve, pero está lleno de nubes, TODAVÍA es posible…”
    Todavía es una de esas palabras con tintes de esperanza. Nunca deberíamos desterrarla de nuestro vocabulario, porque deja siempre una puerta abierta a la ilusión… Al tal vez. A la certeza. A la fe.
    Ya sé. Es una rayada mía. Ya sabes…, mis cosas con las palabras… 🙂
    Me encantan los dos penúltimos versos, me parecen de una belleza y una fuerza poética y emocional, tremenda…
    Aunque me ames / todavía no te tengo
    En mi particular interpretación, creo que ahí radica toda la fuerza del poema… Cuánta información en apenas siete palabras…, cuánta emoción. Qué poder… Amar. Tener. Poseer. Aunque… Todavía…
    Y como buen canto a la esperanza… A pesar de todo…, de todos los “aunques”…, aún así… TODAVÍA espera. 🙂
    Y puestos a esperar…, ¿dónde mejor que en una estación de tren?!!! De la que no voy a decir nada, pues sería imposible superar las palabras del comentario de Miguel (y espero que no se mosquee porque lo vuelva a nombrar, pero de verdad me parece magnífica su descripción… Mis felicitaciones).
    Por cierto, me encanta el rollito que os lleváis con lo de recitar… Escuché a Miguel en un poema de su página, y aluciné. Estoy completamente de acuerdo contigo Javier. Brillante.
    A ver qué sale de esto, y a ver si me puedo enterar. (¡Me encantaría escucharte!! Yo también quiero escucharlo!!!) Por cierto, a mí también me encanta leer en voz alta y declamar… Voy mal de técnica en cuánto a los medios para cómo hacerlo y subirlo, pero me apasiona recitar… 😉 Quizá algún día podamos medirnos ahí también… 😉 ¿Recuerdas “el desafío” que tenemos pendiente aún, respecto a un relato de miedo? Jajaja… ¡Qué tiempos!
    Un beso, Javier.
    Enhorabuena. Ya ando esperando el próximo…

    Me gusta

    • Querida Bea: Como siempre tu comentario es algo que merece la pena leer varias veces, no por lo bien que hablas de mí – eso es algo que siempre resulta agradable – pero más por lo suculento (vamos de palabras y ésta es una que me gusta, tan usada para las buenas comidas y platos exquisitos) de su contenido.
      Los poemas tienen una extensión, como las alfombras, que viene dada por su motivo, su “alma”. Los hay que son tan largos como bellos – hace muy poco volví a leer a Fray Luis de León – y los cortos como los anillos, cerrados y perfectos. Haces bien en mencionar a Becquer, a mí también me encantó. Antonio Machado es otro enorme poeta que igual en breve que en extenso me hace vibrar… en fin, hay varios.
      Lo que dices de las palabras es cierto. Esa flexibilidad y vitalidad de algunas – gracias a al simple sonido o tal vez por su significado – nos impulsa a crear, a moverlas como una masa maravillosa que puede dar algunas formas bellas, bien conjugadas, bien distribuidas. Esa es la belleza ene la poesía, su inacabable belleza. El poeta puede volver sobre la misma palabra y re-crear.
      Te puedo decir que me da mucha verguenza leer poesía pero lo voy a hacer pues creo que es también una forma bella de entrar en ella. Así que si la tecnología le lo permite estaré subiendo mí primera lectura pronto. Si quieres te puedes unir y así nuestras voces se mezclen con los versos de Miguel. Mi poesía no tiene la suficiente entidad.
      Un be si querida Bea

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s