Yronías

Amor: verdugo sentimiento, cruel i triste

que una mano fatal sembró en el alma,

resbalosa pendiente que conduce

a los antros oscuros del dolor!

Dónde la dicha que prometiste riente?

Dónde el cielo de ventura hermoso?

Si en tras de tu nacer viene la muerte,

si tu gloria no es más que un cementerio!

Canalla i ruin pretexto en que la carne

oculta su apetito insatisfecho,

lujuria naces i lujuria mueres

en la histérica danza del placer…

atávica serpiente legendaria

todas las Evas rodarán a ti,

y a su vez tentadoras las malditas

del rojo fruto invitarán a Adán.

En el mercado de la carne bella,

todas se venden al mejor postor,

más la compra no dura lo que iluso

imaginó durará el comprador…

Viene el hastío y en su estéril campo

naufragan las caricias del amor.

Pobres caricias que sembró una mano

las sustituye un nuevo sembrador!

Juramento de amor puro i eterno,

huecas palabras de ironía cruel,

os hundisteis por siempre en el sereno

mar del olvido, que se llama ayer!

Y tú corazón, ríe i no llores,

aunque las lágrimas pugnen por salir

estruja tu dolor i ve las flores,

lívidas flores que acaban de morir…

Ayer nomás, lozana i perfumada,

Caléndula de amor, te vi surgir,

aspirabas la brisa, enamorada,

sin pensar que tenías que morir!

Tu galán el ambiente te brindaba

la ternura infinita de sus besos,

la harmonía melódica i rimada

de sus líricos versos…

Más un dia que vino a acariciarte

el vacío en redor solo encontró

y fue que en pos de una ilusión distinta

Mariposa de amor, fuiste a volar…

Mundo, escenario de humanas creaturas

fantástico, sonambúlico i enfermo;

germen de odios, osario de ternuras,

tu nombre propio debe ser Infierno!…

Yronias Yronias 2 (originales en PDF)

Lima, 1 de Mayo de 1923

Alejandro de la Torre Bueno Cortés

Anuncios

Acerca de Javier Revolo

Javier Revolo escribe "Relatos Tóxicos" https://javierrevolo.wordpress.com/ y en la Revista mensual “Hontanar Digital” http://www.cervantespublishing.com/hontanar.html de la que es sub director. Vive en Sídney, Australia, y es abogado.
Esta entrada fue publicada en Poesia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Yronías

  1. No deja de ser, también, una yronía para Don Francisco el que un poema suyo en el que plasma la fugacidad del sentimiento y la mutabilidad de las cosas le sobreviva, sin embargo, sin cambios. Un abrazo primo. Me gusta mucho el cariño que pones al rescatar sus versos.

    Me gusta

    • Miguel dijo:

      Mira tú, si no cambiarán las cosas que hasta le he cambiado el nombre… Quiero decir Don Alejandro, que me he liado con tu alias de La Comu.
      🙂

      Me gusta

    • Lo fugaz de aquello que escribimos, aquello que pretendemos que nos sobreviva… cuando llega a las manos de un -como en este caso- pariente que ni siquiera tuvo la oportunidad de conocer al autor, pero con quien comparte rasgos sanguíneos, se convierte en joya resplandeciente que, mientras vivía escondida latía a niveles submarinos, resurge y vuelve a brillar en otro mundo, delante de otros ojos.
      Un mundo que, por cierto, no tiene mucho que ver con el que se entreve en estos versos, cargados de sentimientos religiosos de culpa por sentir deseo, pasión, carne, lujuria… a veces me pregunto: cómo nos verán en el futuro esos parientes -o simplemente esos curiosos- que lean nuestros garabatos poéticos, nuestras ideas sobre la justicia, amor, sexo, en fin, sentimientos e ideas sobre la vida… así como yo veo a mi abuelo Alejandro, cargando sus cadenas?, en fin, no lo se, solo espero que sea desde una mayor libertad.
      Un abrazo primo, nos leemos!

      Me gusta

  2. Mmmm… (sonriendo)
    Hola, Javier:
    Don Alejandro siempre me hace sonreír… Ya sabes lo que siento por él y por sus letras. Me emociona. Me fascina. Y es un placer que sigas trayéndonoslo de vez en cuando… Gracias.
    Y ver su manuscrito es un honor… Como un regalo hecho allende los mares…, ultratumba.
    Cuánta pasión destilaban sus palabras… ¡Cuánta vida! Entiendo, en cambio, perfectamente, lo que le comentas a Miguel… Es cierto. Y todos tenemos cadenas que cargar… Es la vida.
    Gracias, de verdad.
    Un beso, “caro”.

    Me gusta

  3. Hola Bea querida!

    Alejandro era intenso -por decir lo menos-, un hombre de ideas piadosas que, a su vez, tenia una intensa vida física, que supongo sexual, en vista de sus palabras sobre la carne y todo aquello de sus desilusiones sobre el amor que contrasta con una vida mas espiritual, etcétera. En unos 40 anyos el mundo cambio profundamente, después de la segunda guerra, sobretodo en USA y a partir de ahi al resto del mundo, se inicio la “fiesta” que, de algún modo, se detuvo con la aparición del SIDA.
    No se como hubiera llevado Alejandro todos esos cambios de la sociedad, pero lo que me parece es que cuando vivió tuvo ideas claras, sin embargo el cuerpo y el mundo le suponían un desafío o una suerte de fuente de contradicción… de ahí su poesía atribulada. Tal vez, o tal vez no.
    Has estado un poco ausente últimamente, o me ha parecido… no se, en todo caso, es una alegría que hayas venido a ver por aquí y hayas dejado un comentario, siempre los necesito. Bueno, mi querida Beatrix, recibe un gran beso y mucho carinyo, como siempre!! espero que nos leamos muy pronto!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s